siempre
en tu cocina

Truco de cocina: cómo arreglar una sopa salada

¿Te ha pasado alguna vez que has cocinado la que ha acabado siendo una sopa salada? No te preocupes, no eres la única persona a la que le ha sucedido. Hay días en los que andamos un poco más despistados de lo normal y se nos escapan algunos detalles cocinando, como comprobar el punto de sal de nuestros platos. Por suerte, todo o casi todo tiene remedio. Arreglar una sopa salada es un ejemplo de ello.

Hay ciertas preparaciones que pueden jugarnos alguna mala pasada, como la preparación de una sopa. Y es que, hay ciertos ingredientes que de por sí son salados, como el jamón, las anchoas o el caldo, por ejemplo. Si a estos alimentos, además, les añadimos sal de mesas, es bastante fácil que el resultado nos quede salado. Pero esto no significa que debamos desechar esa preparación. Hoy os contamos varios trucos para arreglar una sopa demasiado salada:

Truco de cocina: arreglar una sopa salada

  1. Añade más agua o caldo. Este truco es tan sencillo como efectivo. Basta con añadir a nuestra sopa agua o caldo cuando esté a media cocción. Eso sí, sin salar, para evitar volver a pasarnos. De esta manera, conseguiremos rebajar los sabores.
  2. Un clásico que nunca falla es el de agregar una patata, preferiblemente pelada y cortada en trozos. Podemos añadirla cruda o cocida, si la sopa ya está al final de la cocción. Una vez cumplido su propósito, deberemos retirar la patata.

Otras opciones:

  • Incorporar al caldo un trozo grande de calabaza, en lugar de una patata.
  • Añadir a la sopa un poco de vinagre de manzana. Ayudará a enmascarar la sal.

Y tú, ¿conoces algún otro truco para corregir una sopa salada? ¡Cuéntanoslo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

Compartir

Recetas Relacionadas
    La Masía Social:
    • Facebook
    • Suscríbete a Youtube