siempre
en tu cocina

Cómo un poco de pan os puede ayudar a freír

Los fritos parecen algo sencillo pero no lo son, puesto que hay que tener la temperatura del aceite en su punto óptimo. Seguro que en más de una ocasión has puesto el aceite demasiado caliente o por el contrario  estaba frío.

Por eso hoy queremos enseñaros un truco con el que siempre acertaréis a la hora de freír, ya sean patatas, filetes empanados, croquetas, verduras o pescado.

 ¿Cómo podéis saber si el aceite tiene una temperatura adecuada para freír?

foto-fritura

 

Empezamos introduciendo un pedacito de pan en el aceite. En función de cómo actúe este sabremos si la temperatura es o no la correcta.

Si lo que sucede es que el pan se queda en el fondo y no sube, la temperatura todavía es baja para freír. El aceite todavía está frío, rondará los 150 grados.

Cuando el pan sube lentamente, seguramente la temperatura estará a 165 grados. Buena temperatura para freír verduras.

Si al introducir el pan sube rápidamente hasta la superficie, estamos a unos 175 grados, temperatura perfecta para freír cualquier tipo de alimento.

Por último si el pan se tuesta rápidamente y no llega a sumergirse, nos encontramos a temperaturas superiores a los 185 grados, demasiado elevada y no óptima.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

Compartir

Recetas Relacionadas
La Masía Social:
  • Facebook
  • Suscríbete a Youtube