siempre
en tu cocina

Trucos para ahorrar a la hora de cocinar

Según datos de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), un tercio de la comida de nuestro planeta termina en la basura. Para terminar con esta insostenibilidad alimentaria, y con el objetivo de ahorrar lo máximo posible en el presupuesto familiar a final de mes, os proponemos una serie de consejos que os ayudarán a conseguir este objetivo:

 

Trucos para ahorrar en la cocina

 

 

 

  1. Sentido común. Seguir las indicaciones de la pirámide nutricional nos ayudará a conseguir nuestro objetivo de una alimentación sana a un precio razonable.
  2. Planifica tus menús: Planificando tus menús con antelación conseguirás hacer la compra y cocinar exclusivamente lo que necesitas para los miembros de tu familia, evitando desperdicios de alimentos.
  3. Elige siempre productos de temporada: Procura ir a la compra con tiempo, déjate aconsejar en tu mercado de confianza y elige productos de temporada: no sólo están en su mejor momento para consumirlos, sino que estarán a mejor precio, y además se elaboran en casa, descartando productos precocinados, más caros y con más conservantes.
  4. Evita en la medida de lo posible bandejas y preparados y compra sólo lo que vayas a necesitar.
  5. Controla las fechas de caducidad: Sigue la máxima “Lo primero que entra es lo primero que sale”: no acumules productos en tu despensa de forma indefinida.
  6. Vigila la conservación de los alimentos: en muchas ocasiones descartamos alimentos por su apariencia que están en perfectas condiciones para su consumo; búscales un destino alternativo: utiliza esos plátanos demasiado maduros para un bizcocho, haz una deliciosa salsa de tomate casera con esos tomates que están algo pochos o emplea esos vegetales algo mustios para una crema de verduras.
  7. Aprovecha las ofertas: compra con cabeza y controla las ofertas de tus establecimientos de confianza, especialmente en los productos no perecederos.
  8. Utiliza las sobras: Olvídate de tirar comida: los restos de un cocido o ropavieja se convierten en unas estupendas croquetas o una exquisita lasaña, por ejemplo, y ya tienes solucionada una cena u otro almuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

Compartir

Recetas Relacionadas
La Masía Social:
  • Facebook
  • Suscríbete a Youtube