siempre
en tu cocina

Truco de salud: cómo conseguir la fritura perfecta

Cuando utilizamos aceite para elaborar nuestros platos, podemos elegir entre diversas maneras de cocinado o tipos de cocción, según sea la receta que sigamos. Freír es una de ellas. De hecho, probablemente sea una de las más utilizadas en nuestras cocinas. Es la que empleamos para preparaciones como las patatas fritas, el clásico entre los clásicos de los acompañamientos que usamos para muchos de nuestros platos.

Según una tesis doctoral elaborada por investigadores de la Universidad de Granada, el aceite de oliva es la grasa más saludable que podemos utilizar para freír. Este método de cocción aumenta notablemente el contenido en antioxidantes de los alimentos crudos. Además, los enriquece y compensa las deficiencias que tienen en crudo.

En este Truco de Cocina queremos desvelaros los principales factores que debemos tener en cuenta para conseguir la fritura perfecta. 

Truco de salud. Cómo conseguir la fritura perfecta

Para freír un alimento, necesitamos un recipiente con abundante aceite. Nosotros recomendamos utilizar nuestras variedades Aceite de Oliva Sumum o Clásico, o Masiasol, nuestra propuesta de Aceite de Girasol.

Aunque el aceite es la mejor grasa que podemos utilizar para freír, es cierto que este tipo de cocción aporta más calorías que si los cocinamos los alimentos al vapor, por ejemplo. Para evitar que este aporte calórico sea aún mayor, os recomendamos seguir un par de trucos o pasos:

  • Antes de freír un alimento, debemos asegurarnos de que el aceite está muy caliente (unos 180º). De lo contrario, si la temperatura es demasiado baja, conseguiremos que los alimentos absorban más grasa. Por tanto, estaremos aportándoles un extra de calorías.
  • Una vez fritos, es muy aconsejable escurrir los alimentos en papel absorbente. De esta manera, eliminaremos el exceso de grasa.

Hay alimentos que podemos freír directamente y otros que requieren de un rebozado. Un ejemplo claro de este último caso son las croquetas o las albóndigas, ya que al tratarse de una masa, con el rebozado conseguimos que el alimento mantenga su forma en perfecto estado durante su cocinado.

En cuanto a alimentos que podemos freír, existen pocas salvedades. Podemos utilizar esta técnica con carnes, pescados, verduras…, obteniendo platos como flamenquines, tortillitas de bacalao o rollitos de primavera, por ejemplo.

Si quieres saber más sobre cómo conseguir la fritura perfecta, no te pierdas este artículo. Seguro que encuentras algún consejo que desconocías ;).

Para mantener una dieta saludable, evita abusar de los alimentos fritos. Recurre en mayor proporción a los platos cocinados al vapor, al horno o a la plancha. Recuerda también consumir diariamente frutas y verduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

Compartir

Recetas Relacionadas
La Masía Social:
  • Facebook
  • Suscríbete a Youtube