siempre
en tu cocina

Truco para conseguir un bizcocho con el interior líquido

Sólo de pensar en un jugoso bizcocho, bien denso en su exterior y con un interior que se derrite al comerlo, tipo coulant, se nos hace la boca agua, ¿verdad?.

bizcocho líquido en su interior

Pues, aunque parezca cosa de magia obtener esa textura, en realidad es mucho más sencillo de lo que parece conseguirlo, y no tiene nada que ver con inyectar el relleno con una jeringuilla.

A continuación te damos algunos truquillos para que puedas disfrutar fácilmente de tu bizcocho con un delicioso chocolate fundido en su interior:

  1. Prepara la masa de tu bizcocho como tengas por costumbre.
  2. Cuando la tengas lista, deposítala en el molde en el que la vayas a hornear e introduce una onza de chocolate en la masa.
  3. Hornea a una temperatura elevada para conseguir que se cuaje rápidamente la parte exterior, pero que su interior se funda.
  4. Consúmelo inmediatamente. Si no lo vas a hacer, guárdalo en la nevera hasta el momento de servir, y dale un calentón de unos segundos en el microondas antes de llevarlo a la mesa.

¿Habéis preparado alguna vez este tipo de bizcocho? ¡Contádnoslo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

Compartir

Recetas Relacionadas
La Masía Social:
  • Facebook
  • Suscríbete a Youtube