siempre
en tu cocina

Los pescados, productos del Mar

La tradicional clasificación del pescado se divide en pescado azul y pescado blanco, la diferencia estriba en el contenido graso de cada uno, no en su apariencia de color. También se ha extendido la denominación pescado graso para designar el pescado azul y pescado magro para el pescado blanco.

Boqueron-web

El pescado azul tiene entre un 5 y un 10% de grasa, son especies migratorias, donde la reserva de grasa acumulada es el resultado de su necesidad para soportar grandes viajes. Son ricos en ácidos grasos omega 3. Las especies de pescado azul más consumidas son: Anguila, angula, arenque, atún común, bonito del norte, boquerón o anchoa, caballa, chicharro, salmón, sardina.

Se aconseja cocinarlos en seco, es decir, a la parrilla o en papillote, para disminuir sus contenidos en grasas.

El pescado blanco contiene alrededor de un 2% de grasa, es un pescado sedentario y no necesita acumular grasas para su manutención, por lo general habitan en los fondos marinos. La mayor parte de la grasa de los pescados blancos se concentra en el hígado. Gracias a su bajo contenido graso resultan muy fáciles de digerir. El grupo de los pescados blancos está formado por una numerosa lista de especies: merluza, rape, bacalao (aunque cuando está en salazón concentra más grasa y puede considerarse nutricionalmente pescado azul), lenguado, besugo, cabracho, dorada, rape, lubina, fletán, gallo o el rodaballo entre otros.

El mejor modo de prepararlos es cocidos en agua o al vapor y fritos, aunque a la plancha o al horno también están muy sabrosos.

¿Cuál soléis consumir más?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

Compartir

Recetas Relacionadas
La Masía Social:
  • Facebook
  • Suscríbete a Youtube